LA MALETA DEL DOCENTE

Se levantó antes del amanecer. Un tanteo ligero y poco hábil fue su primer reto físico del día, el primero de todos y fue para apagar el despertador. Autómatamente hizo lo que seguía y se tomó 45 minutos más un café. Y antes de salir de su casa pensó tres cosas: el recibo hay que pagarlo, hoy es su pico y placa* y que no se le quede nada.

Ya más despierto, el profesor se dispuso a hacer su maleta para el trabajo. Empacó todo lo que necesitaría:

Lo primero fue el conocimiento de su área. Es lo primero porque es como el apellido implícito del profesor y por lo cual le buscan -o no- sus estudiantes. No podía faltar uno que otro ídolo, un profesor sin modelos, sin mentores o amores platónico-académicos no existe. Empacó dos, por si uno no bastaba o se quedaba corto. Recordó llenar una vieja bolsa con juegos y dinámicas que aprendió en la juventud, ahí como para desestresar. Y hablando de estrés no dudó en poner harta paciencia en la maleta. Apartó un bolsillo de los grandes para esta. ¿Por qué un bolsillo grande? Bueno, a este profesor no le gustaba llevar dos maletas.

maleta2

Tomó un puñado de recuerdos de su época de estudiante y los metió junto a otro de añoranzas. Bien se sabe que quien educa, se acuerda de su estudio, pero apuesta por el futuro, lo más incierto. Los envolvió en su bandera de ideas sobre educación, una que ha venido tejiendo ya hace años y que aún no había terminado. Siempre que quería hacer el nudo de remate, algo pasaba y debía continuarla.

¡Ah! Importante: clichés. Un profesor es amigo de los clichés. Son otra apuesta por el futuro. Todo estudiante recuerda los gestos y frases típicas de sus profes. Empacó el “¿de qué se ríe? Cuéntenos para reírnos todos”, el clásico “señores del grupito de atrás, se me separan” y el siempre infalible “Sígase riendo que yo me rio al final del periodo”. Tres para el día está bien, no hay que gastarlos todos en una jornada.

Libros, lapiceros y consejos; marcador, gafas y anécdotas. Ya toma forma la maleta. Evaluaciones, autoevaluaciones, coevaluaciones, formatos de esto y aquello… los empacó sin mucha gana, como de esas cosas que pesan, pero no se pueden obviar. maleta-644x362

Cerró la maleta y salió. Ágil pero con prisa. Olvidó que en su maleta, en el fondo, había dejado unos cuantos prejuicios de experiencias pasadas. No importaba, igual los iría dejando de usar, clase tras clase.

Rumbo a su labor, hay un docente que lleva en su maleta lo que necesita. Su espíritu altruista listo para la jornada y en su mente un pensamiento claro y recurrente: ¿tengo reunión hoy?

*Pico y placa: control del horario de uso de los vehículos en algunas ciudades de Colombia.

Anuncios

Entrega de Proyecto Final

El proyecto que presento se encuentra basado en una iniciativa propia de indagar qué tanta disponibilidad existe desde el profesorado de la institución en donde laboro, particularmente en la sección de bachillerato, para el uso de herramientas tecnológicas educativas, si hay el interés y el conocimiento acerca de estas y qué tanto o en qué nivel se usan.

Fue necesario escoger un tipo de recurso de recolección de información que pudiera ser ágil y a su vez efectivo para el objetivo del ejercicio. Es así como la segunda entrega fue presentada como una entrevista a modo de panel en la cual tres docentes de áreas diferentes de la sección, respondieron a un cuestionario previamente establecido. Dicha entrevista se presentó en este blog con el recurso de audio en línea Soundcloud (Ir a la entrega).

Análisis del ejercicio:

Los entrevistados fueron los docentes de Tecnología, Inglés y Biología de la sección de bachillerato. Ellos respondieron desde sus experiencias y conocimientos en la entrevista a cada una de las preguntas planteadas. Estas estuvieron siempre en el marco del uso de las tecnologías educativas y el conocimiento o no que se tenía sobre el tema.

La entrevista logró exponer en gran medida que en la institución y en la sección estudiada, el uso de este tipo de herramientas para la enseñanza y el aprendizaje no es muy asiduo y se tiene un generalizado desconocimiento respecto a su naturaleza y sus posibilidades de aporte a los procesos educativos. Si hiciéramos un análisis de esto respecto al planteamiento del modelo SAMR sobre el nivel de uso de tecnologías educativas, en la sección de bachillerato del Colegio estudiado solo se podría hablar de Sustitución y en contados casos de Aumento.

Esto fácilmente podría argumentarse desde la falta de infraestructura en la institución. Sin embargo, algo que llama la atención de lo observado en este ejercicio -que no solo se trata de evidenciar el nivel de uso de herramientas tecnológicas en dicha sección-,  es que se cuenta con diversas ventajas estructurales como internet, salas de sistemas, biblioteca con sala de consulta virtual, computadores con video proyectores en cada salón y la posibilidad de que cada área cuente con un presupuesto renovable cada año. El documento de la OEI Desafíos TIC para el cambio educativo resalta en diferentes apartados lo importante que es dar buena proyección a las infraestructuras puesto que no es suficiente llenar de recursos físicos a los planteles sin la debida cualificación para aprovecharlos.

Recomendaciones frente a los hallazgos:

  1. Es importante que frente a las posibilidades que ofrece la infraestructura del colegio y la sección, se realice una evaluación de estos con el fin de optimizar y aprovechar los recursos en orden a crear nuevas estrategias y condiciones que generen, gracias al uso de herramientas tecnológicas, nuevos intereses en el aprendizaje y la enseñanza (La integración de las TIC en las instituciones educativas. Hugo Martínez Alvarado en Desafíos TIC para el cambio educativo – OEI)
  2. Existe un generalizado desconocimiento de lo referente a las TIC en educación por parte de los docentes. Es necesario que se planteen desde la coordinación académica y con el apoyo de expertos, talleres teórico-prácticos sobre el tema que incluyan no solo la literatura oficial sino también creación de ejercicios didácticos con herramientas TIC. (Formación permanente del profesorado – María R. Belando-Montoro 2013. Entornos Personales de Aprendizaje: claves para el ecosistema educativo en red (2013), capítulo 7.5: PLEs en formación continua del profesorado).
  3. Realizar –luego de las anteriores dos propuestas- una evaluación periódica que permita dar cuenta de la apropiación de estos conocimientos y qué tanto está siendo impactada la comunidad educativa gracias a ellos, acompañada de sus respectivas acciones de mejora. Recomiendo igualmente que este item sea integrado al formato de autoevaluación y coevaluación docente.

Conclusiones del proyecto:

Resulta gratificante al final del proyecto poder visualizar que son muchos los avances que pueden realizarse teniendo como aliadas a las tecnologías educativas. Si bien es cierto que en la sección de bachillerato del Colegio La Arboleda este tipo de recursos se utilizan en una medida básica, se denota una gran aceptación de lo que hasta ahora se logra hacer a ese nivel y permite entrever los grandes avances que se lograrían de poder integrar a un nivel mayor (Modificación o hasta Redefinición) las TIC en los procesos de enseñanza aprendizaje en la sección.

La tarea es entonces apremiante. Lograr darle un mejor provecho a los recursos posibles y hallar mejores condiciones para el establecimiento de una renovada cultura de las prácticas didácticas no es sencillo, pero la sección no empezará de cero.

Entornos Personales de Aprendizaje

La noción de aprendizaje es en sí una de las más complejas si de educación estamos hablando. Si bien parte de una reflexión epistemológica (sobre el conocimiento), podríamos dedicarle horas a un tratado sobre este. Una propuesta de reflexión un tanto más delimitada se da cuando pensamos en el cómo del aprendizaje y cerramos un poco más la brecha cuando nos preguntamos por los entornos del aprendizaje. La noción, según Linda Castañeda y Jordi Adell (Texto en PDF) no es nueva, es de hecho inherente a la idea de que siempre estamos aprendiendo, pero denota un cambio actualmente debido a las nuevas tecnologías educativas y los nuevos recursos que solemos utilizar para aprender y compartir.

Los Ambientes Personales de Aprendizaje (Personal Learning Environments en inglés), son básicamente esos entramados de conexiones sociales y fuentes de diversos tipos que usamos normalmente para aprender. Aprender en su expresión más general, no solo académicamente. Basta con preguntarnos qué intereses tenemos, dónde buscamos información, cómo y dónde la compartimos, con quién(es) lo hacemos y en qué medida para identificar cuál es nuestro APA.

El siguiente es el mapa de cómo está compuesto mi Ambiente Personal de Aprendizaje:

mapa APA

En el mapa muestro que la composición de mi APA la entiendo desde 4 frentes: Interacciones, fuentes, creaciones y círculos sociales. Utilizo no solamente los medios digitales sino también los escritos físicos para mis creaciones y mis fuentes. Sin embargo y a pesar de que este mapa se ha nutrido en su mayor parte en los últimos dos años, creo que aún podría optimizar más mi ambiente personal de aprendizaje en cada uno de los “frentes” en que lo divido. El tiempo me lo ha dificultado, pero el conocimiento y uso de otras muchas aplicaciones y fuentes me llevarían a optimizar mi aprendizaje de manera holística.

El uso de podcast y de video-blog es para mi un reto que quiero afrontar con miras a comunicar ideas y proyectos respecto a la educación y temas de interés. Herramientas de organización de tiempo y actividades podrían optimizar el uso de mi tiempo y ayudar a tener un mejor desempeño en mi trabajo y estudio. Pienso por ejemplo en Google calendar o Evernote.

Ya el hecho de publicar en las redes sociales me había dado cierta “voz” en el espectro virtual. Sin embargo fue el lanzarme a crear una página para proponer ideas didácticas y de aplicación a la filosofía me abrió un sin número de posibilidades que me gustaría poder seguir explorando. Producto de este ejercicio, hago parte ahora de un grupo de profesionales con inquietudes como la mía, es decir, mi creación amplió mi círculo social y mis interacciones.

Interesante sería que todos los que nos dedicamos al ejercicio docente analizáramos cómo se compone nuestro ambiente personal de aprendizaje y optimizarlo. Después de todo, nosotros somos parte de el de nuestros estudiantes.

Segunda entrega de proyecto: Entrevista

Para la segunda entrega del proyecto, he decidido realizar una pequeña entrevista informal a compañeros docentes con el ánimo de investigar acerca del uso y conocimiento de herramientas TIC  aplicadas a las disciplinas académicas en la sección de bachillerato del Colegio La Arboleda.

La dinámica de la entrevista es ir realizando las preguntas previamente establecidas y dejar que las opiniones vayan surgiendo según la intención de cada participante. Muy generosos en su apretada agenda, tres compañeros de la sección le apostaron al ejercicio y aquí están sus intervenciones:

Actividad de aprendizaje con TIC / Aplicación modelo TPACK y SAMR

Bajo la consigna de proponer una actividad mediada por TIC y que evidenciara la aplicación de los modelos TPACK y SAMR, he pensado en una actividad que hace unos meses apliqué con mis estudiantes de grado 11 en clase de filosofía. La planteo de modo sistemático:

Clase y tema: Filosofía (grado 11), Lógica formal o de proposiciones.

Actividades: Explicación inicial de lo que es la lógica formal (anteriormente ya se había desarrollado la lógica aristotélica). Reconocimiento de los signos lingüísticos que se aplican en el tema. Ejercicios y proposición de nuevos ejemplos por parte de los estudiantes.

Recursos (TIC): filopolis.net, una página especializada en filosofía. Actividad AQUÍ

Filopolis

Desarrollo: Una vez dada la explicación inicial, en sala de sistemas los estudiantes ingresan a la página propuesta (previamente se ha enviado el link específico y la consigna de la actividad a sus correos). Ya en la página los estudiantes desarrollan la lectura que en esta se propone y los ejercicios de lógica formal.

Seguidamente, los estudiantes plantean un ejercicio de su parte por cada uno de los tipos de signo lingüístico de la lógica formal (5). Finalmente los resultados de la actividad deben ser compartidos en un archivo de imágenes y texto al correo del profesor.

Análisis: La visión del modelo TPACK es plantear una integración constante en el aula entre currículo, pedagogía y tecnología. La presente actividad revela esta articulación en la medida en que dados unos contenidos curriculares planeados (lógica formal en filosofía), son enseñados y desarrollados en orden a unos objetivos y secuencias de aprendizaje (pedagogía) y son desarrollados con la ayuda de una página especializada con recursos interactivos.

El modelo SAMR permite al docente visualizar la manera cómo las TIC pueden mejorar y/o transformar los ambientes de aprendizaje tradicionales. Aunque no es progresivo, se determina según sus siglas S para una sustitución de una herramienta común, A para un aumento, la mejora de una herramienta; M para una modificación significativa de una herramienta y R para una redefinición, transformación que no puede prescindir de la tecnología. En el sentido de este modelo, la actividad propuesta llegaría a un estado de Aumento, pues sustituye la herramienta del tablero y la explicación magistral por la ayuda interactiva de una prueba en una página web especializada.

Reflexionando sobre lo aprendido…

Ha sido una experiencia bastante agradable poder encontrarme con diferentes ayudas y contenidos referentes al uso de las tecnologías en educación. Particularmente ha sido sorprendente ver que aunque es un tema relativamente nuevo, tiene una bibliografía bastante extensa. Incluso, para usos de asignaturas particulares, el tema ha sido desarrollado por profesores que indican y estudian oportunidades virtuales en áreas como la filosofía, las ciencias sociales o los idiomas.

Esto por supuesto genera interrogantes como ¿Qué filtro debe anteponerse al uso de esta bibliografía? o ¿Cuales son los recursos efectivos para una u otra actividad en el aula? Sin embargo, esto también queda al buen ejercicio del docente que se interesa por el uso adecuado de estas herramientas.

En mi práctica he venido aplicando algunas herramientas tecnológicas. Algunas veces me topo con la cuestión de lo técnico como un problema, es decir, el conocimiento y la habilidad de controlar la herramienta. Con algo de ayuda extra (tutoriales o preguntando a algún amigo experto en sistemas) he podido salir avante y ampliar mi conocimiento respecto a otras formas didácticas.

Las clases hasta ahora me vienen dando una nueva perspectiva de lo que es el uso de estas y lo importante de mantenerlas como ayudas eficientes y eficaces en el aula. Espero seguir aprendiendo y aplicando.

Primera entrega (Audio) – Proyecto

En el Colegio La Arboleda existen muchas posibilidades de uso de tecnologías para el aprendizaje. El siguiente audio corresponde a la primera entrega del proyecto del curso Tecnologías aplicadas a la enseñanza y el aprendizaje. Es una descripción del ambiente general de la institución mencionada y algunas precisiones con respecto al uso de tecnologías para la enseñanza en ella.